Sonrisas que matan segundos.

Sonrisas que matan segundos.

Quizás esa sea la solución a nuestros problemas, a que ya no creamos en nada y desconfiemos de todo. Aquella que nunca imaginaste o descartaste por inverosímil. Probablemente, arriesgar es lo correcto, pero  cuesta. Sobre todo cuando las consecuencias no se ponen de nuestra parte.

Quizás esa sea la solución a nuestros problemas, a que ya no creamos en nada y desconfiemos de todo. Aquella que nunca imaginaste o descartaste por inverosímil. Probablemente, arriesgar es lo correcto, pero  cuesta. Sobre todo cuando las consecuencias no se ponen de nuestra parte.

""Recuerda que siempre existe la remota posibilidad de que deje de importarte”.""
Canon EOS 600D
Tanto palpitar para un sólo corazón.

Tanto palpitar para un sólo corazón.

SONY DSLR-A290
Olvidamos la importancia de la prisa por un sueño.

Olvidamos la importancia de la prisa por un sueño.

"Quien sepa realmente lo que es el amor, que venga y se lo explique a esta sociedad que dice amar tanto."
Miss Heartbeats (yo misma).
"Lo extraño de los domingos que no sabes si es tiempo de empezar o de acabar."
Miss HB
"Confiar está sobrevalorado."
Miss HB
Art is all you can see.

Art is all you can see.

¿Quién robaría tus suspiros de mis pulmones?

Se desgastaron las costillas de no rozarnos, culpa del polvo amontonado por esperar demasiado al otro. Las horas se nos clavaban entre las vértebras. Vivíamos de la esperanza acumulada en cada despertar, a pesar de pasar las noches en vela junto a la soledad. Se nos torcieron las ilusiones, marchándose por el camino equivocado en el que no había salida. Y este vivir sin desgracias no podía llevarnos a otra parte que la locura. Locura de un sueño idealizado por las arrugas de nuestros labios, dueños de besos por dar e historias que contar. ¿Y si el viendo desvió nuestras emociones y ya no podamos sentir más que felicidad a pesar de que los besos sean lejanos y tu voz ya no me alcance?

No temíamos a nada, ni siquiera a nosotros mismos. Sin embargo la oscuridad de nuestras pupilas se había olvidado de reflejar la intensidad con la que nos mirábamos. ¿Acaso era amor el haberse acostumbrado a pensarse en vez de notarse? Confundimos términos como el loco que cree en el existir de otro mundo donde los buenos son recompensados y los malos castigados. Acostumbrarse era quitarle el sabor amargo a la distancia. Y creíamos ciegamente que así se podía vivir. Ilusos nos llamaban por mostrar una felicidad cuya dependencia se encontraba a kilómetros de distancia. 

SONY DSLR-A290
"Felicidad, en estado puro".

"Felicidad, en estado puro".